• Interfaz urbano forestal: un seguro contra incendios forestales

    Interfaz urbano forestal: un seguro contra incendios forestales

    Seguro que todos hemos pensado alguna vez en lo bonita que quedaría nuestra casa en medio de un bosque. Es algo muy común en los pueblos cercanos al monte o la montaña. No voy a negar que es una localización idílica, rodeados de naturaleza y disfrutando del microclima que nos brinda. Pero existe un gran handicap que hay que tener en cuenta a la hora de construir nuestro hogar dentro de un bosque, la llamada “interfaz urbano forestal”.

    Se conoce como interfaz urbano forestal a las lindes del monte con las viviendas. Habitualmente no se han cuidado estos aspectos, pero cada vez más ayuntamientos se están concienciando de ello.

    Habitualmente no se han cuidado estos aspectos, pero cada vez más ayuntamientos se están concienciando de ello.

    Ahora pensemos, tenemos nuestra casa en una urbanización pegada al monte y por desgracia se produce un incendio forestal ¿que es lo que ocurre? Si nuestra casa está literalmente pegada al monte las llamas irán directamente a nuestra casa, acabando con todo. Esto se producirá con más rapidez si decidimos plantar unos setos que aislen nuestra casa y sus ramas se juntan con el bosque. Lo que en un principio nos puede parecer una bonita idea puede terminar con nuestra casa en caso de incendio, puesto que hará su propagación a nuestra vivienda más rápida y virulenta.

    También podría darse el caso contrario. Si decidimos hacer alguna actividad con fuego en nuestra casa, véase una simple barbacoa o quema de restos de poda, podríamos poner en peligro la integridad del bosque que nos rodea. El fuego es traicionero y fácilmente se puede escapar de las manos, pudiendo provocar una catástrofe.

    interfaz urbano forestal

    Controlar estas situaciones de riesgo es muy sencillo. Una correcta gestión de la interfaz urbano forestal reduce considerablemente los riesgos en ambas situaciones. La distancia mínima entre las casas y el monte ha de ser similar a las dimensiones que tienen los cortafuegos. Esta distancia suele ser como mínimo dos veces la altura media de los árboles que hay en los márgenes del camino. Así, si construimos nuestra vivienda a esta distancia la probabilidad de que nuestra casa se vea afectada por un incendio forestal se reduce considerablemente.

    Otro factor muy importante, es la limpieza y el mantenimiento de nuestro monte. Un monte limpio y cuidado es garantía de mayor seguridad frente a un incendio, puesto que evita su rápida propagación. Y a mayores nosotros mismos también debemos cuidar bien de nuestro jardín. Una poda adecuada de nuestros setos será suficiente para paliar estos riesgos.

    Ahora bien, esto puede aplicarse sin problema para casas de nueva construcción en núcleos rurales. Pero, ¿qué sucede con las que están ya construidas cerca del monte? Obviamente no podemos levantar todo y moverlo unos metros… En este caso la mejor opción es mantener un buen tratamiento de limpieza y poda del monte, así como una correcta poda de nuestros setos. Así no estaremos tan “pegados” al monte y nos dará algo más de garantía cuando haya un incendio cerca. También y para evitar posibles accidentes sería más que recomendable evitar barbacoas y quemas en períodos de alto riesgo de incendio. Seguro que esas leñas pueden esperar e incluso las podemos aprovechar para otras labores. Si colaboramos todos podemos evitar grandes catástrofes, nuestro bosque y nuestras generaciones futuras nos lo agradecerán.

Leave a comment

If you want to share your opinion, leave a comment.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>