• frutos comestibles

    Los frutos comestibles del bosque

    ¿Qué frutos comestibles dan nuestros árboles? En primavera, cuando paseamos por nuestros bosques podemos disfrutar con el espectáculo de su floración. El bosque se llena de colores y aromas, y el canto de los pájaros suele acompañarnos para completar la armonía. Durante la primavera y el verano, esas flores van transformándose en frutos, que al llegar el otoño se encuentran ya disponibles para la fauna autóctona. Y también para los paseantes que estén disfrutando del monte.

    No todos los árboles dan frutos comestibles. Y dentro de los que dan frutos comestibles no todos los dan con la misma frecuencia e intensidad.

    frutos comestibles

    Del castaño, la castaña y del haya, el hayuco.

    Dentro de las especies que nos dan frutos comestibles tenemos aquellas que producen los llamados frutos secos. Todos ellos suelen tener propiedades que los caracterizan. Generalmente los frutos secos están dotados de cáscara, más o menos dura, que hay que retirar para poderlos comer. También proporcionan una gran cantidad de energía, debido a su elevado contenido en grasa. Son en general considerados cardiosaludables, si se toman con moderación. Todos conocemos el castaño que nos da castañas, el nogal que nos da nueces, el avellano que nos da avellanas, pero hay otras especies no tan conocidas por sus frutos comestibles como por ejemplo el haya, que nos da los hayucos.

    Habitualmente existen aprovechamientos regulados de estos frutos, sobre todo en montes dedicados al cultivo y explotación del fruto. Otra característica muy frecuente de los árboles que producen los frutos secos es la llamada Vecería. Estos árboles no suelen tener una producción constante de fruto. Sobre todo es muy marcado el fenómeno cuando hay un año de gran cosecha. El año siguiente suele haber muy poca o ninguna producción.  El año en que la producción de fruto es muy grande el árbol ha invertido muchos recursos en ello, recursos que recupera al año siguiente reduciendo la producción de fruto. Estos picos son extraordinarios y suelen darse de forma cíclica cada cierto tiempo, habitualmente 3 o 6 años.

    Es trabajo de los Ingenieros Técnicos Forestales el regular este tipo de aprovechamientos, para que sean sostenibles y duraderos en el tiempo.

    Los frutos dulces que nos regala el bosque

    En nuestro paseo por el monte también podemos encontrarnos con otros frutos comestibles. En este caso frutos carnosos y habitualmente dulces como las bayas. Dentro de estos frutos podemos encontrarnos en nuestro paseo con los madroños. Este árbol, símbolo de la comunidad de Madrid, produce frutos denominados así mismo madroños. Según van madurando, estos frutos pasan del verde al amarillo para terminar llegando al rojo, momento donde podremos disfrutar mejor de sus cualidades.

    frutos comestibles

    Otras bayas conocidas y sabrosas son las moras silvestres. Existen las moras de árbol (género Morus) y las moras de zarza (género Rubus), que a pesar de tener el mismo nombre común tienen características bastante dispares. El aspecto de la primera es más robusto cuando está maduro, mientras que la segunda suele ser más bien blanda llegando a manchar los dedos al primer contacto. La gran mayoría, aunque no todas, suelen tener un color granate, rojo o rosado cuando están maduras. Las moras de zarza suelen encontrarse de forma natural cerca de los cauces de los ríos. Su fructificación es prácticamente continua durante todo el año, siendo de mayor producción durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Sin embargo, las moras de árbol tienen una sola producción que madura durante el verano y puede aprovecharse en el otoño.

    En la foto de la izquierda podemos ver una mora del género Morus, en la foto de la derecha una mora del género Rubus.

    frutos comestibles frutos comestibles

    Otro fruto blando y de agradable sabor es el arilo del tejo. El arilo recubre casi por completo la semilla del tejo. Estos árboles son muy tóxicos, el arilo es la única parte comestible de estos ejemplares. Por eso, si queremos probarlo hemos de tener cuidado de retirar bien la semilla. Este arilo es atractivo para las aves, sirviendo así a la dispersión de la especie.

    frutos comestibles

    El monte nos da multitud de beneficios y bienestar. En nuestras manos está que estos beneficios sean duraderos en el tiempo para generaciones venideras. Todos podemos disfrutar de los frutos del bosque si recolectamos de forma sostenible. No olvidemos que los frutos comestibles de los árboles son la forma en que éstos se reproducen. Si los explotamos de forma abusiva, pronto no tendremos frutos, ni naturaleza, de los que disfrutar. El respeto a la naturaleza no está reñido con el disfrute. Cuidemos nuestro monte y podremos seguir disfrutando de él eternamente.

Leave a comment

If you want to share your opinion, leave a comment.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>