• acciones del hombre en el bosque

    Consecuencias de las acciones del hombre en el bosque

    ¿Habéis pensado alguna vez en la eternidad de los montes? ¿En por qué se habla de escalas de tiempo tan grandes cuando hablamos de árboles? Quizá como no somos árboles no nos damos cuenta, pero estos seres tienen un crecimiento más lento que nosotros y una longevidad bastante superior. Un ejemplar sano en condiciones óptimas puede alcanzar más de 100 años de edad.

    Cuando un bosque desaparece, por la razón que sea, tarda mucho en recuperarse. Lo mismo sucede con las acciones y tratamientos que se realizan en los mismos. Por esta razón la responsabilidad de los Ingenieros Técnicos Forestales es tan grande.

    Cuando un Ingeniero Técnico Forestal redacta y ejecuta un proyecto de ordenación de montes tiene la responsabilidad de que su acción durará para siempre. No sólo se trata de tener el bosque bonito, sino que con cada acción que realizamos la eternidad y durabilidad del monte está en juego. Un error en un tratamiento en el monte puede tener grandes consecuencias en el mismo. Y éste error tardará en solucionarse mucho tiempo, más incluso del que el propio Ingeniero Técnico Forestal va a vivir.

    acciones del hombre en el bosque

    Las eternas acciones del bosque.

    Los bosques son eternos. Por muchos años nacieron, vivieron y se desarrollaron sin necesidad de la mano del hombre. La evolución del hombre trajo consigo cambios en los bosques. Las necesidades de madera para construir casas y barcos, y para calentarse en invierno aumentaron. El simple hecho de cortar un árbol, o algunas ramas ya fue  transformando el paisaje, moldeándolo a nuestras necesidades e intereses. El monte que hemos heredado hoy es fruto del las acciones del pasado sobre el, aquí es donde os podéis dar cuenta de la durabilidad de los tratamientos forestales y de la importancia de redactarlos y llevarlos a cabo con profesionalidad.

    Nuevamente y desde este artículo vuelvo a reivindicar el lugar que tenemos los Ingenieros Técnicos Forestales como profesionales del medio natural. Igual que un arquitecto proyecta edificios y casas, y nadie se entromete en su profesión, los Ingenieros Técnicos Forestales somos los encargados del cuidado del monte. Nosotros y no otros, somos los responsables de redactar y ejecutar los proyectos de ordenación de montes. No hace mucho un compañero de profesión me hablaba de que un arquitecto había firmado un proyecto de ordenación de montes. No pude evitar sentirme indignada y vulnerada en mi trabajo. ¿Cómo puede ser que un profesional que no tiene nada que ver con el medio ambiente haya firmado un proyecto del que depende la sostenibilidad de un monte? No lo puedo entender. Ni al profesional que lo firmó ni a la entidad que lo aprobó.

    Seamos serios y ejecutemos cada uno el trabajo en el ámbito que nos corresponde. Sólo los Ingenieros Técnicos Forestales, y otros profesionales como los Ingenieros de Montes, somos los responsables del cuidado del de los montes.Insisto en la reivindicación a que se nos deje hacer nuestro trabajo. Porque solo un profesional es capaz de hacer un trabajo para el que se ha preparado y no otro.

    La eternidad del monte y nuestro futuro dependen de ello. Dejemos los montes en manos de los forestales, que somos los que estamos preparados y sabemos cual es la mejor manera de cuidarlos y mantenerlos.

  • El trabajo de los Ingenieros Técnicos Forestales. Ordenación de montes

    El trabajo de los Ingenieros Técnicos Forestales

    El trabajo de los Ingenieros Técnicos Forestales

    Para escribir sobre este tema hacen falta muchas líneas. Son muchos los campos en los que un Ingeniero Técnico Forestal puede trabajar. Haciendo referencia a mi artículo sobre la profesión “Ingenieros Técnicos Forestales, Ingenieros para la vida” voy a comenzar hablando de uno de los trabajos más bonitos, completos y apasionantes que esta profesión ofrece que es la Ordenación de montes.

    Y bien, ¿Que es la ordenación de montes? Este término es completamente desconocido para todo aquel que no se dedique al mundo forestal. Si acaso y haciendo un chiste podríamos decir que la ordenación de montes es “colocar los árboles en fila”. Bueno, la ordenación de montes es algo un poco mas complejo. El monte por naturaleza es irregular. Nunca veréis un bosque que de forma natural tenga todos sus entes ordenados en filas o colocados por categorías. Cuando hablamos de ordenación de montes no hacemos referencia al orden físico de cada árbol, sino a la ordenación de sus recursos. Necesitamos saber qué recursos tenemos en el monte para poder ordenarlos. 

    El trabajo del Ingeniero Técnico Forestal. Ordenación de montes

    Para saber los recursos que tenemos, necesitamos de un trabajo de campo. En este trabajo de campo realizamos un estudio del monte, de sus características y de su estado general. Con los datos de este estudio llegamos a conocer los recursos de los que dispone el monte, y podemos trazar un plan para poder aprovecharlos de forma sostenible. Una vez que sabemos lo que hay en el monte, podemos ordenarlo. El fin de ordenar los recursos es poder aprovecharlos de forma sostenible. Los recursos del montes son limitados, pero si los utilizamos de forma sostenible podremos disfrutar de ellos por mucho tiempo. Un monte ordenado es un monte sano, vivo y protegido.

    A parte del aprovechamiento sostenible de los recursos, otro de los fines de la ordenación de montes es el mantenimiento saludable de las masas. Las labores de limpieza de materia inerte, podas y claras favorecen la salubridad de nuestro monte.

    El Trabajo de Ingenieros Técnicos Forestales. Ordenación de montes

    Pensemos un momento en los incendios forestales. En primer término y como principal causa está, la mayor parte de las ocasiones, la mano del hombre. La rápida propagación y la dificultad de la extinción es causa directa de la falta de limpieza de nuestros montes. No hay que llevarse necesariamente las manos a la cabeza cada vez que se corta un árbol. Muchas veces es mejor esto que el que un bosque entero se queme por deficiencias de mantenimiento. A través de la ordenación de montes planificamos estas limpiezas, y a través de ellas conseguimos: prevenir la propagación y la virulencia de los incendios forestales y disfrutar de un medio ambiente sano. Un monte limpio, es garantía de futuro y calidad de vida. 

    La ordenación de montes es una herramienta muy eficaz. Con ella podemos mantener nuestro monte sano y protegido a la vez que lo hacemos productivo. La realización de los proyectos de ordenación de montes son una de las múltiples competencias que tenemos los Ingenieros Técnicos Forestales.

    Y para terminar, una pequeña reflexión: el cuidado de nuestros montes es un tema importante que muchas veces se pasa por alto, a pesar de que el monte nos da la vida.

     

     

  • Ingeniero Técnico Forestal

    Ingenieros Técnicos Forestales, Ingenieros para la vida.

    Ingenieros Técnicos Forestales, Ingenieros para la vida.

    Cuantos de vosotros os habéis encontrado en la siguiente situación. Un grupo de amigos, todos hablando de sus respectivas carreras. Y cuando llega tu turno dices “yo soy Ingeniero Técnico Forestal”, a continuación surge un coro de preguntas del tipo “¿Qué es eso? o ¿Para que sirve? ¿Tú que haces?”… Todos nosotros en alguna ocasión nos habremos encontrado en esta situación, y la cuestión es ¿Por qué no se nos conoce?

    Recientemente acudí a las jornadas REDFORESTA 2016, en la que se hablaba de nuestra profesión como “Ingeniería para la vida”

    INGENIERÍA TÉCNICA FORESTAL, INGENIERÍA PARA LA VIDA

    Existe una definición muy significativa de todas las competencias de nuestra profesión en la Wikipedia, cuyo enlace os pongo a continuación: Ingeniería Técnica Forestal. Atendiendo a esta definición, el Ingeniero Técnico Forestal tiene hasta 84 competencias en las que puede ejercer su trabajo, desde las mas generales como estudios de seguridad y salud, obra forestal y redacción de proyectos hasta otros más concretos como la gestión de los recursos naturales, la ordenación y el aprovechamiento sostenible del monte y la producción y mejora de semillas y plantas de viveros.

    Pensemos un momento en todo lo que la naturaleza nos ofrece. Por un lado bienes intangibles como el bienestar, el aire puro, la flora y la fauna y por otro los productos que nos da como la madera, las setas, las bellotas, las castañas, los hayucos, la biomasa, la caza… Todo esto podemos disfrutarlo gracias a la mano del Ingeniero Técnico Forestal que es quien en primer término lo gestiona.

    La naturaleza lleva eternamente entre nosotros, de hecho está aquí antes de que los seres humanos habitaran la tierra. La naturaleza sabe cuidarse y regularse sola, nadie tiene que decirle a una semilla cuando germinar y crecer, ni decirle a una perdiz cual es la mejor manera de criar a sus perdigones.

    Desde los primeros tiempos, el hombre convivía en armonía con su entorno, aprovechaba sus frutos y se cobijaba en sus sombras. La evolución y el progreso hicieron aprovechar casi hasta la extenuación los recursos naturales, se favorecieron otros aprovechamientos que daban más beneficio en dinero, como el ganado, y en nombre del mismo se esquilmaron decenas de bosques. La alteración del monte ya no tenía marcha atrás, y desde que se tomó conciencia de la necesidad del aprovechamiento ordenado de los recursos se ha trabajado para que los bosques que quedan se conserven, aumenten y se aprovechen de forma sostenible.

    El trabajo de un Ingeniero Técnico Forestal se basa en el espíritu de aquellos que primero se preocuparon por el aprovechamiento sostenible de los montes. Se crearon entonces las primeras escuelas y cuerpos de Ingenieros de Montes y de Ingenieros Técnicos Forestales, que en primer lugar fueron conocidos como ayudantes de montes.

    Cuando veáis la mesa de madera de vuestro salón, cuando disfrutéis del sabor de los piñones o las castañas, cuando tapéis vuestra botella de vino con un tapón de corcho, cuando disfrutéis de un hermoso paseo por cualquiera de los parques naturales que existen en nuestro país pensad que es gracias, entre otros, a los Ingenieros Técnicos Forestales.

    Somos muchos los profesionales que formamos la cadena del sector forestal, el Ingeniero Técnico Forestal es el primero de los eslabones de esa cadena y que hace posible que el sector forestal funcione. Todos somos necesarios, desde el primero hasta el último, para que podamos disfrutar de la naturaleza y de lo que hay en ella.

    INGENIEROS TÉCNICOS FORESTALES, INGENIEROS PARA LA VIDA